SI a las retenciones NO al Kaos - Busquemos luz en el laberinto


No, no y no señores. Este tema da para violar todas las reglas bloguísticas. Así que ajusten sus cinturones, bajen la bandeja del asiento delantero y prepárense para comer este desaguisado que los chacareros todavía no le hacen piquetes a los aviones.

¿QUÉ SON LAS RETENCIONES?

Primero y fundamental ni se les ocurra agarrar un diccionario si no quieren quedar más confundidos que turco en neblina (ayss, no sé si debí poner turco, que se supone que están volando en mi texto y "bomba" y "turco" están prohibidas en los aviones).

Como segunda medida, si van al google eviten cualquier página que no sea argentina porque este término en cuestiones impositivas es parte de nuestro argot y conste que digo "argot" y no lunfardo porque nuestras retenciones son federales hasta el tuétano y mar adentro también.

Por último vale aclarar que la definición es única desde la economía y el derecho pero ambas ciencias tienen ópticas diferentes para ver el tema y es por eso que muchas veces juristas y economistas no nos ponemos de acuerdo.

Hecho todo este prolegómeno inútil podemos decir que nadie, ni economista ni jurista, ni periodista ni columnista, ni ningún "ista" no enumerado -que aún podía decir peronista, justicialista y Kirchnerista - pueden decir que la siguiente definición es incorrecta:

"Las retenciones a las exportaciones consisten en un porcentaje del importe percibido por un exportador (precio) que el Estado Federal retiene y que posteriormente puede ser deducido y volver al bolsillo del exportador. De no ser posible tal deducción quedará en manos del Estado en forma total o parcial en concepto de derechos de exportación".

Vale, ya sé que si no manejan la jerga jurídica o económica esta definición es tan encriptada como explicar lo que Nazarena Velez guarda en sus neuronas pero paso a paso decía Merlo y a Racing mal no le fue esa vez. Quedémonos por ahora con que es un dinero que el Estado se queda por un tiempo de las exportaciones y que luego el exportador puede recuperar o no y sigamos adelante.

¿SON IMPUESTOS?

La mayoría de los constitucionalistas renombrados sostienen que las retenciones SI son impuestos, pero es justo decir que hay dos vertientes en cuanto a la naturaleza de las retenciones y es actualmente harto discutido si las retenciones son o no son impuestos. Esto no es un tema menor ya que podría estar en juego la coparticipación con las provincias de lo recaudado y hablamos de muchos milloncitos que el Estado dejaría de administrar.

Para que el ciudadano de a pie pueda entenderlo quizá debería leer algún libro jurídico o económico ya que excede a los límites de este post. Válgales a los interesados como adelanto saber que:

- No todo dinero que le damos al Estado o las provincias es un impuesto sino que también hay tasas y contribuciones, nacionales y provinciales.

- No todo el dinero que recauda el Estado y las provincias vienen de impuestos, tasas o contribuciones (por ejemplo, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires también recauda con las multas).

- Existen distintas categorías de impuestos y según los autores varía la clasificación : La Constitución habla de impuestos provinciales y nacionales, y de impuestos exclusivos e impuestos coparticipables.

- Un impuesto es un tributo que el contribuyente paga en virtud de una ley del Congreso. Para que el impuesto sea constitucional: 1) debe ser impuesto por ley y tener un motivo (el estado no puede tener como motivo ganar dinero sino que cuando se aplica un impuesto debe estar especificado el destino que se dará a lo recaudado y el motivo por el cual se impone el tributo); 2) debe ser razonable (art. 28 CN); 3) no debe ser confiscatorio (la Corte Suprema considera que es confiscatorio cuando se supera el 33% de monto imponible; 4) deben aplicarse de acuerdo a la capacidad contributiva del contribuyente (Cada ciudadano debe aportar en la medida de sus posibilidades -ingreso, patrimonio o consumo- siguiendo los principios de Justicia, equidad y razonabilidad).

¿SON CONSTITUCIONALES?

De la misma manera que es fácil coincidir en que las retenciones son impuestos es difícil sostener la constitucionalidad o no de ellos. Es que aquí volvemos a lo que en derecho llamamos "las dos bibliotecas" y hay fundamentos (todos lógicos y razonados) para sostener cualquiera de las dos posturas.

Como les conté antes para que un impuesto sea constitucional debe ser impuesto por ley y si nos referimos a los impuestos sería el Congreso Nacional el único habilitado para ello. Pero desde que nuestra Constitución se dictó ha pasado mucha agua bajo el puente y entre la Corte (que es única que puede decir si una norma es constitucional o no) y las reformas constitucionales que vinieron las cosas fueron cambiando y ya no todo puede ser blanco o negro.

No podemos cerrar los ojos a todo lo que sucedió luego de 1853 y decir lisa y llanamente: " Si un tributo sólo puede ser impuesto por ley y las retenciones a la soja, el maíz y el trigo están hechas por decreto, ergo las retenciones son inconstitucionales". Los fallos de la Corte desde 1927 a la fecha y las distintas reformas constitucionales han convertido mágicamente un silogismo en una falacia argumental.

A lo largo de los años la Corte ha convalidado la "teoría de la delegación impropia" (fallos Delfino, Mouviel, Cocchia y otros) que dicho en términos simples significa que nuestro Tribunal Supremo interpreta que varios artículos de nuestra Constitución permiten la delegación reglamentaria de las leyes al Poder Ejecutivo y a aquellos órganos de la Administración que sean idóneos para dicha reglamentación. Es decir, que el/la presidente puede en cierto sentido "legislar" si el Congreso le delega tal función, siempre y cuando exista una ley del Congreso que legisle anteriormente en general (por ejemplo una ley que establece un impuesto X pero que delega al Poder Ejecutivo establecer el porcentaje).

Aplicado al tema específico de las exportaciones el Congreso Nacional dictó el Código Aduanero bajo el número de ley 22.415 y a partir del artículo 749 su articulado faculta al Poder Ejecutivo a casi todo lo que en materia de derechos de exportación era potestad exclusiva de nuestros legisladores. Esto es importante porque el Código Aduanero es el que habilita constitucionalmente a nuestra presidente a imponer los derechos de importación y exportación que considere pertinentes.

Y sé que a muchos de los que me leen no les interesará "ni papa" lo que estoy diciendo y este escrito se está convirtiendo en un tratado pero creo necesario copiarles un artículo del citado código y extenderme más todavía para que cuando leamos el diario sepamos realmente de lo que está hablando los ruralistas (uys, un ista más) y saquemos nuestras propias conclusiones y no nos dejemos llevar por lo que los medios dicen (que Homero no tiene razón y no todo lo que dice la tele siempre es verdad).

ARTICULO 755. – 1. En las condiciones previstas en este código y en las leyes que fueren aplicables, el Poder Ejecutivo podrá:a) gravar con derecho de exportación la exportación para consumo de mercadería que no estuviere gravada con este tributo;b) desgravar del derecho de exportación la exportación para consumo de mercadería gravada con este tributo; yc) modificar el derecho de exportación establecido.2. Salvo lo que dispusieren leyes especiales, las facultades otorgadas en el apartado 1 únicamente podrán ejercerse con el objeto de cumplir alguna de las siguientes finalidades:a) asegurar el máximo posible de valor agregado en el país con el fin de obtener un adecuado ingreso para el trabajo nacional;b) ejecutar la política monetaria, cambiaria o de comercio exterior;c) promover, proteger o conservar las actividades nacionales productivas de bienes o servicios, así como dichos bienes y servicios, los recursos naturales o las especies animales o vegetales;d) estabilizar los precios internos a niveles convenientes o mantener un volumen de ofertas adecuado a las necesidades de abastecimiento del mercado interno;e) atender las necesidades de las finanzas públicas.(Nota Infoleg: Por art. 1° del
Decreto N° 2.752/1991 B.O. 13/1/1992, se delega en el Ministerio de Economía Obras y Servicios Públicos, las facultades conferidas por el artículo 755 del Código Aduanero. Vigencia: a partir del día siguiente a su publicación.)

Dicho en criollo: en virtud de este artículo Cristinita puede quitar, aplicar o modificar un derecho de exportación determinado siempre y cuando tenga para hacerlo algunos de los motivos detallados en los puntos a) a e), todo esto por un plazo específico de tiempo o tres años en caso que no lo especifique.


Aquí es donde algunos constitucionalistas directamente alegan la inconstitucionalidad del artículo 755 y por ende la inconstitucionalidad de las retenciones. Pero otro puñado de constitucionalistas apuntan a sostener que Kristina no cumple con ninguna de las finalidades expresadas por el artículo 755 y en consecuencia también las retenciones serían inconstitucionales. Y un último puñado de constitucionalistas encuentran en este artículo el fundamento constitucional de las retenciones a las importaciones.

En conclusión, no nos ponemos de acuerdo y será la Corte la que termine zanjando la cuestión algún día. Y si nos atenemos a lo que históricamente ha venido sosteniendo nuestro máximo tribunal el último puñado son los que se quedarán con la razón.

¿SON CONFISCATORIAS?
Y vuelve la burra al trigo y seguimos complicándonos y dividiéndonos en teorías y llegó el momento donde las teorías se diversifican y multiplican cual conejos y visto las fechas podemos hablar de conejos de Pascuas ((*_-)).


Si tomamos a los de la postura más extrema dirán que los impuestos que paga hasta el kioskero de la esquina superan el 33% del monto imponible y es confiscatorio. O lo que es lo mismo, todos los ciudadanos somos víctimas del sistema tributario y el Estado se queda con un monto superior al 33% que la Corte considera razonable. Esto no deja de tener un hilo de lógica si entendemos que la presión tributaria actual es muy elevada e ineficaz.

En las antípodas de este razonamiento están los que sostienen que si lo que está en juego es el bien general o se trata de una situación de emergencia la confiscatoriedad de un tributo pasa a un segundo plano y debe primar el interés general (y conste que la Corte sostuvo esta posición en el fallo Peralta cuando Cavallo nos "acostaba" con la congelación de los plazos fijos y los Bonex 89).

Tratando de equilibrar posiciones hay un grupo que está a favor de analizar cada caso en particular y comprobar si no existe otra medida a aplicar que logre idéntica solución sin la aplicación del impuesto. Se trata en realidad de seguir la corriente amplia de Poder de Policía de Estados Unidos que para contarla a grosso modo sostiene que solo se puede aplicar una restricción a un derecho si antes se prueba que no existe otra vía posible para llegar a idéntico resultado (por ejemplo, el Estado debería probar que no hay otra forma de mantener los precios que imponiendo retenciones a determinadas mercancías y así desalentar la exportación de las mismas y el consiguiente mantenimiento del precio en el mercado interno).

Otra vez queda en manos de la Corte decidir cuál es la teoría que debe seguirse aunque sería importante en este punto agregar que nuestro país ha hecho uso de las retenciones desde las épocas de la Colonia y Cristina no está haciendo algo que el mejor conceptuado de nuestros ex-presidentes no haya hecho.

¿SIRVEN PARA ALGO?
Nuevamente empiezan las subjetividades a conjugarse pero esta respuesta es mucho más sencilla porque la ley y la Corte dejan de estar en el medio y pasamos al campo de la Política económica.


La Corte ha dicho infinidades de veces que la oportunidad o no de la implementación de una política económica escapa al ámbito de la interpretación constitucional y es privativo del presidente decidir si es oportuna una medida u otra. Esto nos deja con Cristina libre para decidir si considera o no oportuno incrementar o disminuir un derecho a la exportación en particular y todo lo que podamos discutir pasa por la política y no por la ley.

Algunos economistas consideran que las retenciones no son útiles para controlar precios y mercados (financieros y de mercaderías) y que tampoco contribuyen al desaliento a la exportación (esto lo piensa Cristina si nos atenemos a su discurso cuando dijo que con las retenciones no bajaron las exportaciones sino que aumentaron).

Otros economistas en cambio (y aquí están Lousteau y todos los K) creen que las retenciones son la mejor herramienta para controlar la inflación, la devaluación y mil yerbas más de esas a las que los argentinos estamos más acostumbrados que el gaucho al mate.

Por medio de las retenciones un Estado puede dirigir su economía. Si considera que nos estamos quedando sin ganado porque la soja está vaciando los campos de animales pues aumentar la retención a la soja puede llegar a inducir a los productores a volver a las vaquitas. Y si a eso sumamos que subsidiamos la cría de ganado en una de esas hasta los porteños ponen una vaca en su jardín.

Si el precio de un producto aumenta en el mercado internacional corremos el riesgo de que los productores aumenten el precio interno o que se produzca el desabastecimiento. Las retenciones vienen a ser la solución para hacer desistir a los productores de exportar y dedicarse a producir para el mercado interno (recordemos que este impuesto NO no noooo deben pagarlo aquellos productores que coloquen sus productos en el país sino que sólo se paga si se los exporta).

Si sumamos a esto que lo recaudado con las retenciones puede destinarse para generar industria, para invertir en ciencia y tecnología o para dar créditos a los mismos productores para que amplíen su negocio las retenciones vienen a resultar ya el paraíso de utilidades y nos coloca en camino a crecer como país y a dejar de tapar agujeros a cada rato.

Podemos discutir horas sobre el tema de la redistribución de los ingresos generados que es la pata más floja de los K, que no dejan de amarrocar y festejar cada vez que nuestras reservas alcanzan algún triple cero, pero esto es una crítica a un programa económico y no un motivo lógico ni jurídico para eliminar las retenciones de nuestro sistema.

Una presidente puede elegir la política económica que desee para dirigir el rumbo del país y Cristina no tiene otro limite que la razonabilidad y la prohibición de confiscación. En mi opinión sería recomendable atender a sectores específicos con medidas positivas que permitan a estos pequeños productores crecer en sus emprendimientos rurales. Hay que tener muy en claro que aquí los productores no se quejan de que no tienen ganancias sino que luchan por ganar más. Pues hay que convencerlos que no se gana más disfrutando de la sobrevaluación del dólar sino ampliando su negocio o aplicando un valor agregado a su mercancía. Hay que convencerlos que el negocio es trabajar más y especular menos.

LCM O LA LOCURA DE LOS MEDIOS
Hay veces que no entiendo o entiendo demasiado y me pregunto por qué soy la única que lo piensa o la única que lo dice al menos.


Es claro que lo que ha sucedido este fin de semana ha generado venta de diarios a granel y los canales de noticias han tenido ratings que Facundo Arana envidiaría aún con su cara de buenito. Pero han avivado un fuego que no sé cómo se apagará y no me parece justo que suceda.

Si algo sé que no soy es K y no estoy Kristinizándome pero en ésta estoy con el gobierno y no con el campo. Se ve a la legua la operación política pero por primera vez en muchos años no sé por dónde vienen los tiros. Duhalde no es, a Carrió no le da el pinel y el establishment está bien "adobado" como para querer cambiar de vientos.

Los grandes estancieros de nuestra sociedad siguen evadiendo aún con la implementación de retenciones y se están forrando para los próximos cien años vivir panza arriba.

Si pensáramos esta situación como si intentáramos averiguar quién cometió un crimen la pregunta sería ¿quién se beneficia con este paro? La primera respuesta sería un partido político X pero no encuentro realmente cuál (se aceptan sugerencias). La segunda respuesta apuntaría a la famosa y trillada teoría conspirativa: Estados Unidos estaría entonces operando para crear inestabilidad en la región. Primero Colombia y Ecuador con tiro por elevación a Venezuela y ahora nosotros con la segura repercusión en Brasil debido a nuestras economías tan cruzadas. Por último tendríamos la descabellada opción de pensar que los que montaron todo esto son los "medianos" productores que arrearon con ellos a los pequeños y los gigantes desde atrás dando su aval. ¿Por qué los medianos? Pues porque son los únicos con posibilidades de exportar y con pocas posibilidades de evadir. Los pequeños productores hoy son los grandes perdedores, el volumen de su producción no alcanza para exportar por las propias y nunca podrían acceder a la torta del mercado internacional que ya está copado por nuestros históricos terratenientes. Además son los que terminarán sufriendo los costes de este paro, sus productos se están pudriendo o los están regalando en vez de venderle al mercado interno que es su único y mejor cliente.

Si tengo que quedarme con alguna opción digo "pasopalabra" pero supongo que en realidad aquí debe haber una combinación de por lo menos dos beneficiarios. Nunca creí en teorías conspirativas e imaginarme a Estados Unidos operando en connivencia con la Sociedad rural para influenciar y llevar al paro a los medianos y pequeños productores con el aval incluso de algún medio de comunicación y algún partido político sería más un argumento para uno de mis cuentos surrealistas que algo posible y creíble. Pero es que no se me ocurre nada!!!

Una cosa es instalar en la sociedad la discusión sobre la eliminación de algunas o todas las retenciones y otra pretender que con un paro van a quitar de raíz una práctica que se utiliza desde hace casi 200 años.

Y otra cosa es que los productores de determinados productos negocien por disminución de sus retenciones o subsidios a su sector separadamente y otra que los sojeros vengan a decirnos que no agotan su tierra y que no pueden convertir su soja en aceite para exportar productos con valor agregado generando trabajo y no solo dinerillo para sus arcas.

La evasión de impuestos en nuestro país alcanza porcentajes directamente proporcionales al nivel de corrupción de nuestros políticos. Los exportadores no son menos y evaden el impuesto a las ganancias y también evaden en sus retenciones. Hay diferentes métodos pero el más sencillo es decirle a tu comprador que la carta de crédito será por un monto inferior para evadir en las retenciones y que a cambio le harán una rebaja en el precio y el dinero no declarado el comprador deberá depositarlo en una cuenta en el exterior que el productor tiene con dinerillos en dólares o euros que nunca llegarán a nuestro país y seguramente el banco donde posea cuenta el exportador pertenecerá a algún paraíso fiscal que no le pedirá que indique de dónde proviene ese dinero (ayss, cómo les gusta Uruguay a los estancieros y ahí si que a Battle no le importaba que los argentinos sean unos ladrones y no preguntaba nada por el dinero negro).

He visto tele y he leído diarios de todas las tendencias y han sido pocos los periodistas que contaron las dos campanas. Me he sorprendido gratamente con DURO DE DOMAR y especialmente con Noriega que dentro de un esquema de programa humorístico paró la pelota y contó una o dos verdades que aunque quedaron medio perdidas porque no es la temática del programa es harto valorable que las haya hecho.

¿Es que nadie se da cuenta que este paro lo único que consigue es aumentar los precios? Cuando la crisis pare es cierto que volverán a bajar pero nunca volverán a sus valores originales y eso generará inflación y nuestros bolsillos no valdrán lo mismo que antes. Y por si no lo saben la Argentina paga los intereses de su deuda externa basados en el índice inflacionario y eso nos generará más deuda y más problemas y ahi los que se benefician son nuestros acreedores (ups, mientras escribo esto caigo en la cuenta que hay otro más que se beneficia con todo esto. Hace meses que vienen tratando de generar inflación y atacando el costo de vida para aumentar sus ganancias con los intereses de la deuda y ahora veo que lo consiguieron - ya lo contaré en un post pero soy de las que piensan que el Indec debe "mentir" para no crearnos más deuda externa).

Creo que Kristina (o Nestor que es lo mismo) se equivocó moviendo a los piqueteros a la plaza. Si yo fuera ella me hubiera sentado mi despacho en cadena nacional y hubiera dado un discurso "casi" leído y medido, y me hubiera despachado dando clase a los ciudadanos para que se enteren de lo que estamos discutiendo. Hablar de parado agita la voz y no transmite calma que es lo que el pueblo necesita en este momento. Después de eso me llevaba a todos mis ministros al despacho y habría una sesión de entrevistas periodísticas como cuando en Hollywood estrenan peli y los actores deben pasarse el día entero repitiendo lo mismo pero generando adeptos y posibles consumidores. Una entrevista a solas con Magdalena y otra con Chiche, periodistas representativos de todos los arcos ideológicos, de medios "adictos" y de medios "enemigos". Lo importante es transmitir los motivos de las retenciones e informar todo lo que el pueblo necesita saber y se pregunta. Cristina no es Nestor y su arenga causa crispación, lo suyo es pedir confianza y apoyo con humildad y sin desafíos linguísticos (a mi por ejemplo me pareció super claro y correcto lo que dijo ayer de que no permitiría que la extorsionen y la gente vio ese gesto altanero. Cuando Néstor dijo que lo estaban apretando el pueblo le dio la derecha pero esta vez no funcionó igual. Eso significa que Cristina no llega con su discurso aunque quiera decir lo mismo que su marido años atras. Por eso siempre es mejor ser lisa y llana en las palabras y ser entendida, que quedar como alguien con grandes florituras linguísticas).

Tampoco ayudó mucho que el finde se la pasara en los hielos y no estuviera aquí para atajar el problema. "El que tiene tienda que la atienda y si no que la venda" dice el refrán y no se equivoca. Todo el mundo sabe que los gobernantes tienen miles de asesores y que su función termina siendo dar órdenes y poner su gancho. Pero el pueblo es cholulo y prefiere a su presidenta visitando a los inundados que firmando decretos que les otorguen subsidios para reconstruir sus viviendas. Debería haber interrumpido su gélido descanso y venirse en el Tango y llamar a reunión extraordinaria de gabinete y sacarse las fotos de rigor. Para mi es algo innecesario, que desde el celular podía pedirle a los Fernández que se movieran, pero los medios tendrían menos para criticar y no era cosa de darles comida gratis como estaba el patio y en política "no solo hay que ser, sino también parecer".

¿Y AHORA QUE HACEMOS?
CONSEJOS GRATIS A CRISTINA
No suelo dar consejos gratis en política (que mi trabajo es asesorar y valoro mi trabajo) pero las injusticias me pueden y aquí estoy intentándolo:


1 - Hubiera sido más fácil resolver esta situación una semana atrás y evitar el follón mediático. Ahora hay que buscar otra salida y desgraciadamente la única viable es dar marcha atrás con el decreto que modifica las retenciones y dejar todo como estaba a octubre del 2007 con las resoluciones 367 y 368/07. Aunque entiendo que este retroceso no afecta a nuestro país en el aspecto recaudatorio si lo hace en lo político y en lo político económico. En cierto sentido Cris estaría bajándose del caballo y animando a otros a que vengan a reclamar esperando el mismo éxito. Y no olvidemos que si la presidenta quiere dirigir los destinos económicos de nuestro país ahora deberá buscar otro camino diferente que el de modificar retenciones.
2 – Se deben poner en marcha urgentemente medidas que ayuden a disminuir el desabastecimiento. Que los ciudadanos vean que la Presidenta toma medidas para no desproteger a la sociedad más allá que mandar a la Gendarmería a las rutas como si fueran simples agentes de tránsito. Hay que mover a la Fuerza Aérea y empezar a transportar alimentos en los aviones, demostrar por un lado que hay productores que quieren trabajar y no parar y por el otro mantener al “cholulo mediático” callado.
3 – Hay que sacar inspectores de la Afip a las provincias y empezar a controlar los establecimientos rurales. Que paguen menos retenciones pero que evadan menos. Este finde en Córdoba he estado en muchos sitios de primer nivel y ninguno me dio factura hasta que no la reclamé. En un restaurante super top y turístico (que funciona dentro del viejo Cabildo) la factura que me dieron a regañadientes correspondía al segundo talonario (!!!). Comen miles de personas al mes y sólo acusan tener tres o cuatro clientes diarios. Igual con los establecimientos rurales, venden sus productos al turismo sin expedir una factura y se quejan porque dicen tener capacidad para exportar??? Personalmente creo que quisieran ganar lo que ganan los que exportan pero seguir en la misma ilegalidad impositiva.
4 – Hay que anunciar medidas donde se invierta parte de lo recaudado (y cumplirlas luego). Utilizar el dinero de las retenciones en mejorar caminos, en crear sistemas que quiten del medio a los intermediarios entre el pequeño productor y la exportación. El Estado puede crear por ejemplo un organismo que se encargue de poner las mercancías en un mercado determinado a un mejor precio que el que consiguen con las cooperativas o por las propias. Esto hará que ganen más y que el país recaude más en concepto de retenciones. Incluso se podrían realizar convenios bilaterales con otros países donde por ejemplo Argentina le pague el gas a Bolivia con mercancías de los pequeños productores a precio internacional. El Estado podría comprarles primero a los pequeños productores y luego pagarle en especie a Bolivia. Esto no es una medida novedosa pero ha tenido buenos resultados en otros países. Si Cuba paga con medicina nosotros pagaremos con granos. Y no olvidemos que en épocas pasadas la Junta Nacional de Granos funcionó representando a los productores de nuestro país.
5 – Hay que informar a la sociedad que es el proyecto de país lo que está en juego con este paro. Si se informa veraz y responsablemente Cristina ya no necesitará de los piqueteros en la plaza porque será el ciudadano de a pie el que vaya a darle su apoyo. Pero que tampoco sueñe con SU 17 de octubre. Apoyo no significa fe ciega. No es una líder carismática y eso debe entenderlo y dejar de arengar como si fuera Evita. Sus armas más valiosas son la razón y la mesura y debe aprovecharlas.
6 – Hay que alentar al pequeño productor para que coloque sus productos en el mercado interno. Esto se hace con subsidios y control a la vez (que nos conocemos y ya vendrán los grandes hacendados a dividir sus tierras en pequeñas unidades rurales para rapiñar de los beneficios dados y eso hay que evitarlo SI O SI). Entiendo que es un gasto pero también es una inversión a largo plazo. Cuando los productores no tengan obstáculos para poner sus mercancías los subsidios desaparecerán y el Estado podrá dirigir ese dinero a otros fines. Desgraciadamente hay que empezar desde el principio y hay que enseñarles a los productores incluso a llegar a los canales de venta. Hay que incentivar a los supermercados para que dejen de comprarle a los 2 o 3 grandes de siempre y empiecen a negociar con los pequeños. Hay muchas medidas para tomar en este sentido y estos son sólo ejemplos. Hay asesores brillantes en economía, hay que consultarles y aceptar todas las ideas viables que les lleguen.
7 – Hay que tener urgentemente un plan de país a largo plazo. Si queremos tener un sistema agroindustrial hay que incentivar la creación de empresas relacionadas con el sector. Esto aumentará la demanda interna y seguramente disuadirá más que un impuesto a la exportación elevado. Hay que crear la “industria del trabajo”. Si no quieren pagar retenciones que trabajen y muelan los porotos y los transformen en harina (que el sistema diferencial no se aplica al producto elaborado sino a la materia prima). Que ellos no se diversifican y solo quieren sembrar y cosechar? Pues, el Estado debería promover la sociedad entre el productor y el moledor para su posterior exportación “a medias”. El valor agregado no solo aumenta el precio de plaza sino que genera trabajo y eso no hay que olvidarlo.
8 – Hay que instalar el debate en la sociedad. Dejen de pensar que si los ciudadanos piensan los políticos se quedan sin “quintita” que es al revés y esto que sucede por estos días es prueba de ello. Nadie sabe qué son las retenciones ni cuáles son las pretensiones de los productores pero como la máxima reza que “los políticos siempre tienen la culpa” el pueblo no piensa ni razona y se levanta, injustamente o no. Lo de las 4x4 es equiparable al “a vos no te va tan mal gordito” de Alfonsín. La razón se gana debatiendo y no agrediendo. Hagan docencia!!! Que la política no es únicamente poder y privilegios. El pueblo debe entender por qué sus gobernantes toman determinadas decisiones para dar su consenso (en este caso aplaudo a la gira que Lousteau hizo ayer por algunos canales de TV. Lástima que su imagen de niño bien y top no tiene llegada mediática y que los medios sólo se limitaron a transmitir y no pasaron a un análisis profundo de sus dichos. Qué pasa con los medios que los Majul y los Nelson Castro no salen a jugarse con sus análisis de situación?).

9 – Por último, hay que aumentar las retenciones a la exportación de combustibles más todavía, porque aunque las petroleras no desistirán de exportar por lo menos lo recaudado servirá para subsidiar el precio interno. No hay que olvidar que los combustibles se llevan un alto porcentaje en los costes de todas las mercancías y eso redundará a favor de todos y cada uno de nosotros, seamos productores o comunes consumidores.

kaos NO
Creo que me he excedido al escribir y pido disculpas a mis lectores por el desvío temático y laberíntico. Esto que nos sucede hoy es muy grave y creo que ameritaba las excepciones hechas.

Quisiera volver mañana más positiva a analizar el discurso de hoy de Cristina. Tengo bien en claro que no hay otra alternativa que la vuelta atrás en las medidas del 10 de marzo aunque pienso que las retenciones son útiles y necesarias.

También estoy segura que esto es un Kaos y no un Caos. Esto es un montaje y se huele de lejos. El tiempo dirá si estoy equivocada o no. Por ahora los dejo pensando en lo que dije. Aterrizamos entonces, Gracias por haber volado en esta aerolínea y me dispongo a esperar sus respuestas desde la torre de control.

Un saludo PAZífico

Paloma Roca
--------------------------------------------------------------------------
He estado paseando un poco y he leído muchísimos blogs que se refieren al tema del día. Pero hay uno que acabo de descubrir que no tiene desperdicio y quiero compartirlo con ustedes. Es de los míos y escribe largo pero tiene una ventaja: escribe mejor.
Si tienen un rato aquí les dejo el link de Rapote para que lo visiten

"Las cacerolas no son instrumentos" por TN Tiburones de la Noche

---------------------------------------------------------------------

Hoy es viernes y llega el finde y no sé si postearé algo pero sigo encontrando hallazgos con mi lectura y en este link encontrarán un análisis de lo que ganan los pequeños productores que vale la pena leer:

Las retenciones y el campo

Feliz finde y que nos agarre dialogados

Paloma Roca

3 comentarios:

Un poco de mi dijo...

La verdad es que esta clarísimo tu análisis, vengo medio bajoneado con este asunto, me quede pensando en todos aquellos que son nuestros acreedores y a los cuales les mostramos un índice de inflación ficticio, y tal vez este ahí el nudo.
Bueno gracias por explicar como fue que ingresamos a este laberinto.

Creo que deberias escribir siempre con textos largisimos como este, estan muy buenos.

Marie Augustine Raymond .- dijo...

ahora entiendo las cosas que no entendia antes

Tomás Münzer dijo...

Ah, sí, leí Tiburones de la noche, muy largo, no lo leí todo, todo, pero estoy muy de acuerdo, salvo en esa boludez (va con onda) de poner kosas con C con K, tipo kaos, eso es toda una campaña deslegitimadora, queriendo instalar la K en todos lados, como si Kirchner fuera totalitario, se entiende??? Y no soy exgaerado, así funciona la cosa, así se instalan los ejes psicológicamente, con gran ayuda de nuestras empresas, más conocidas como medios de comunicación. Ya voy a escribir algo extenso para clarificar, como hizo ud. Igual sabemos que a los gorilones de la clase mierda porteña no la vamos a convencer, pero es lindo ver qué tan nerviosos se ponen cuando un negro de mierda tiene más argumentos que ellos y como no pueden debatir agreden. Saludos.