LALO Y LOLA

Adoro los comics. Colecciono comics. Tengo miles de revistas en cajas y más cajas. En mi casa casi no se puede caminar de tantas cajas.

Suelo releerlos y disfrutarlos como si fuera la primera vez que los leo. A veces me pregunto si esto es una desventaja o no. La segunda relectura de un libro me trae ideas nuevas y algo de nostalgia. Las historietas no se alojan en mi memoria igual que los libros. Excepto Mafalda y Oesterheld, las demás no quedan archivadas en mis neuronas. El placer de una historieta es efímero pero no por eso menos placentero.
LECTORIO
Desde pequeña el bidet de mi casa siempre tuvo algún diario o revista. Mamá siempre se quejaba pero nunca pudo quitarnos la costumbre de "inspirarnos" leyendo. Es que papá daba el ejemplo.

Soy de la época en que los hombres compraban el diario dos veces al día. Lo leían en el desayuno y por la tarde en el camino de vuelta al hogar.

Papá volvía siempre con alguna 5ta. No tenía preferencia. La mayoría de las veces traía La Razón, pero hubo tardes de Crónica y también de La Prensa. Papá manejaba así que compraba el diario para leerlo en casa, en lo que íntimamente llamábamos y llamamos el Lectorio.

Lo bautizó así el padrino de mi hermana. En su casa todo era más organizado. En su baño había un revistero. Me encantaba ir a su casa y encerrarme en el baño a leer viejas revistas. Ellos compraban Gente y Para Tí. La cantidad de test estupidos que hice en ese baño!! Es que en mi casa se compraba la Hola y la Burda para mamá. E Intervalo y Dartagnan para mi abuelo. Y todas las de Dante Quinterno para mi abu también. Pero rara vez llegaba una Gente, una Para Tí o una Claudia. Supongo que a papá no le gustaban.

Si, no me equivoqué. Mi abuelo leía historietas, veía dibujos animados y jugaba al chinchón. Hoy mamá lo recordaba. Es que mi sobri los aturde con tantas ediciones de Los Simpsons y está convencida que es algo genético.

Pero dejo de marearme y vuelvo al lectorio. Perdón, a contarles del lectorio.

El padrino de mi hermana siempre se "inspiraba" después de comer (Esto también es jerga familiar y supongo que no necesito ser escatológica y explicarlo. Todo surge a partir de que mi familia -excepto mamá- necesita inspirarse con la lectura en el baño para el número 2). Se levantaba de la mesa y decía: - Bueno, en un rato nos vemos que tengo que ir al lectorio.

Ahora tengo mi propio baño. Cuando lo reformé puse el papel higiénico a la izquierda -que soy zurda- y un revistero. Es más pequeño que el revistero del padrino de mi hermana pero entran una docena de revistas y un par de libros (Og Mandino lleva meses ahí).

Ultimamente tomé una nueva costumbre y llevo historietas para releer. Ya me inspiré con el Eternauta en febrero. Marzo fue el turno de Lalo y Lola, la genial historieta de Mort Walker y Dik Browne.

Tengo una colección de 12 tomos de Lalo y Lola. Y ya voy por el 10. No es que me inspire mucho. Es que para seguir leyendo me quedo más tiempo en el baño de lo que solía hacer.
HI AND LOIS
Hi and Lois es el nombre original de este cómic pero no tuvo la misma suerte que Superman y los traductores mexicanos habrán pensado que eran super originales llamando parecidos a todos los personajes.

Sus creadores (norteamericanos hasta la médula) son conocidos por otros comics que seguro vieron en la contratapa de algún diario. Mort Walker es famoso por su Beetle Bailey (Beto el recluta) y Dik Browne es el papá de Hägal the Horrible que aquí se conoció como Olaf el Vikingo. Si alguno conserva la costumbre de ver dibujos animados mañana puede desayunar con la versión para TV que Boomerang pasa todas las mañanas.
LALO Y LOLA O THE FLAGSTON
Lalo y Lola vendría a ser la génesis de Married with Children (Casados con Hijos, la serie que Francella y Peña hicieron en Telefé), de la misma manera que Married with Children fueron los antepasados de Los Simpsons.

Es la típica familia americana de clase media de los años 50 (aparecen publicadas por primera vez en 1954). Un matrimonio, tres hijos, un perro y un par de vecinos extraños que viven en los suburbios de alguna ciudad norteamericana en una común casa de techo a dos aguas y un jardín al frente que da mucho trabajo mantener prolijo y con el pasto cortado.

Lalo (Hiram Flagston en inglés) está por los treinta y pico y es oficinista (gerente de ventas de una pequeña fábrica). Ama el golf y lo juega todos los sábados siempre que Lola no aparezca con el famoso frasco de tareas y deba arreglar la barda o pintar el techo. Su compañero de trabajo y de golf es su vecino Pablo (Thirsty Thurston), un gordo haragán fanático del golf que lo único que hace en la casa -para disgusto de su esposa Irma- es dormir al sol y tomar cerveza hasta caer borracho o dormido.

Lola (Lois) es el ama de casa perfecta. Tiene una sexy figura que mantiene gracias a que vive limpiando y recogiendo las ropas que su familia deja tirada por el piso. Cocina, limpia, lava y se encarga del supermercado y del presupuesto. Es toda una mujer orquesta. Es el motor de esta peculiar familia. Ella es la que pone penitencias y da órdenes. Es una maniática de ver a la familia en movimiento, siempre tiene una tarea para "entretener" a un hijo aburrido o a un marido con ganas de holgazanear. Suelen ir con Lalo al cine o al teatro y se nota cierta frustración por su rol familiar. En una ocasión intentó participar en una liga feminista invitada por Irma pero no fue más alla de eso y se quedó en el intento.

Lalito (Chip) es el hijo adolescente. Comenzó en la tira con ocho años pero rápidamente "lo hicieron" crecer y lo convirtieron en un proyecto de hippie que odia estudiar, pasa horas hablando por teléfono (hoy chatearía) y que tiene una habitación donde un elefante podría esconderse entre tanto desorden. Tiene un reparto de diarios y con el tiempo se irá enamorando de la niña que reparte diarios por la acera contraria. Es el langa de su curso y su amigo es el clásico gordito inexperto. Es el típico adolescente que nadie quiere como hijo pero que todos los padres padecen con su música de rock a todo volumen.

Ditto y Dot , que no sufrieron españolización en sus nombres, son los hijos del medio. Son un par de gemelos, niño y niña respectivamente. Son los Bart y Lisa Simpsons en versión light. Ditto es malo en ortografía y jugando al béisbol, tiene una rara compulsión por comer galletas y gana uno que otro dólar realizando pequeñas tareas en la casa. Dot tiene mal carácter, es ácida en sus contestaciones, buena en la escuela y practica equitación. Aunque viven riñendo entre ellos ninguna viñeta los muestra a los golpes ni golpeados. El lector se entera que pelearon porque el que pierde la contienda corre llorando con Lola reclamando castigo para el contrario. Juntos forman una excelente dupla ante Lalo y mientras Ditto admira y alaba a su padre, Dot se encarga de bajarle la moral recórdandole que es un adulto perdedor.

Lolita (Trixie) es la menor de los Flagston y es mi favorita. Es una mezcla del Guille, Miguelito y Libertad de Quino. Imaginen toda la inocencia de estos tres personajes en una dulce y hermosa bebé de dos años. No habló hasta que Browne murió y su hijo se hizo cargo de desarrollar la historia hace unos años. Lo de ella son los globos con burbujas de pensamientos ácidos e inteligentes sobre lo que escucha y ve de su parentela. Tiene problemas en comer vegetales y detesta que la encierren en el corral. Interactúa con todos los personajes excepto con los dos extraños recolectores de basura a quienes solo ve de lejos y sobre quienes filosofa en alguna ocasión. Su mejor amigo no es invisible pero casi, que es el pequeño "rayito de sol" que se cuela por la ventana todas las mañanas. Pelea con Lobo (el perro) por su calor y suele enojarse si no aparece a visitarla.

La familia Flagston se completa con Lobo. En inglés se llama Dawg, que si lo pronuncian suena como un "dogg" aspirado, que significa perro en la lengua de Wilde (ya, en la de Shakespeare también). Es un gordo pastor inglés que lo único que hace es dormir, comer y fastidiar a Lolita por dormir la siesta bajo "rayito de sol". Lobo no piensa ni habla pero es importante para la tira ya que la familia suele envidiarle su vida. El está consagrado al "dolce far niente" y mientras Ditto envidia que Lobo no está obligado a estudiar, Lalo le envidia que no trabaje y Lolita que no deba comer vegetales. Suele romper alguna cosa o ser tomado como el culpable de la travesura de la que algún niño Flagston es protagonista. Artísticamente es el dibujo más logrado y guarda cierta similitud con el Niebla de Heidi.
LOS EXTRAS
Hay un par de personajes secundarios que tienen permanencia en la tira y merecen ser nombrados (ya escribí tanto que unas líneas más no harán daño).

Ya les hablé de los Thurston, esos raros vecinos. Irma y Pablo son la antítesis de Lalo y Lola o lo que el ideal norteamericano veía como despreciable en los '50 (que los tiempos cambian). La pobre Irma tiene a un vago por marido y sobrevive como puede. Ya se resignó a tener la hierba del jardín por las rodillas y ni sueña con su marido colaborando en el hogar. Se hizo feminista pero usa el feminismo nada más que para despotricar con su vecina Lola. Ha perdido la batalla de los sexos hace años. Pablo es Homero sin hijos que le roben el control remoto. Cualquier excusa es buena para faltar al trabajo y sufre de síndrome de abstinencia cuando llueve y no puede ir al campo de golf.

Otros personajes que frecuentan la tira son un par de excéntricos recolectores de basura. Pareciera que en el suburbio donde viven los Flagston la basura está privatizada y les ha tocado en suerte una especie del gordo y el flaco, simil funcionario público unas veces, símil cartonero otras. Son exquisitos a la hora de llevarse la basura y se quejan si los tachos están sucios o si algo no ha sido bien envuelto en diarios (cuando empezó la serie no existían las bolsas de consorcio). En algunas ocasiones se guardan para uso personal lo que desechan Lalo y Lola convirtiéndose así en una especie de prehistoria de nuestros cartoneros. A lo largo de los años han progresado y se han comprado un camión nuevo y se rehusaban a ensuciarlo. Son chusmas y meteretes y critican a sus clientes y a sus hábitos.

Por último, está el jefe de Lalo, un enano tirano en el trabajo que se convierte en un sumiso esclavo en su casa y un cliente de Lalito en el reparto de periódicos que siempre recibe el diario malhumorado. Aparecen poquísimas veces y solo interactuando con su personaje referente.

Y casi me olvido del abuelo, a quien Lola mira y se pregunta por qué su marido no heredó de él su energía y capacidad de trabajo. Se la pasa rodeado de niños y tiene un auto antiguo al que ha reparado y convertido en una joya de museo. Y creo que no me queda nadie, que la abuela Flagston nunca ha aparecido en viñeta alguna y sólo sabemos de ella por las cartas de agradecimiento de regalos de navidad que Ditto y Dot le envían.

BONUS TRACK
He leído a Lalo y Lola en español y en inglés y debo decir que las traducciones son bastante deficientes. Ambas hacen reír pero se pierden muchisimos guiños de los autores con el cambio de idioma.

El tema de los nombres no es algo menor. Dawg y su fonética es nada comparado con los apellidos. Sólo piensen en la similitud entre Flintstones (los Picapiedras) y Flagston. Fonéticamente diríamos "bandera de piedra", todo un símbolo si hablamos de un comic creado en plena guerra fría y que su primera aparición es un cameo en el comic Beto el Recluta de Walker. Es que Lola es hermana de Beto y va a visitarlo al cuartel con toda su familia. Meses después tenían tira y vida propia.

No puedo irme sin hablar de la importancia de la televisión para la tira. No hay peleas por el control remoto pero muchas viñetas tienen a la familia concentrada frente a la tele. La miran con palomitas (pop corn, pochoclo canejo!!) o se quedan dormidos frente a ella. No es todavía el chupete eléctronico pero si es la objeto más mimado de la casa. En una ocasión Lola está trasladando la TV de lugar y Lalo aparece a ayudarla para que no se estropee o caiga con el movimiento.

No sé si te gustan los comics o si tenés el grado de fanatismo que yo orgullosamente ostento. Pero si sos de los que primero miran la última página de los diarios en vez de empezar a deprimirte por la portada y tenés la oportunidad de comprarte un librito de Lalo y Lola no lo dudes. No te vas a arrepentir.

Ahora los dejo y me voy a inspirar un rato,
que me dieron ganas de leer.

Paloma Roca

-----------------------------------------------------------------------------

Esas horribles fotos son mías. En la web no hay muchas imágenes en español de este cómic por un lado, y por el otro me pareció que era el mejor chiste para postear en estos tiempos que nos corren a los argentinos. Otra cosa es que yo sepa o no sacar fotografías con la webcam.
El texto (largo, pa no variar) también es de mi autoría. Si llegás aquí buscando información recordá que me pertenece. No me molesta que lo uses, siempre y cuando me cites como fuente.

5 comentarios:

Un poco de mi dijo...

hola Paloma: hay un par de cosas que me dieron vuelta por la cabeza desde que leí tu post.
El único comic que leí fue “El eternauta” realmente no leí otro nunca me llamaron la atención, salvo el ya mencionado, pero hay algo que decís sobre el final y es lo siguiente: “No sé si te gustan los comics o si tenés el grado de fanatismo que yo orgullosamente ostento. Pero si sos de los que primero miran la última página de los diarios en vez de empezar a deprimirte por la portada y tenés la oportunidad de comprarte un librito de Lalo y Lola no lo dudes. No te vas a arrepentir.”
Bueno, me di cuenta que a medida que el tiempo transcurrió y en consecuencia fui creciendo sin darme cuenta, fui dando vuelta el diario, y de comenzar con la parte trasera, cambie por la portada (estamos hablando de Clarín, los demás no tienen chistes en su parte posterior, creo, Nación nunca leí, Pagina no tiene y Critica tampoco), me pregunto será que he perdido toda la inocencia o que me fui amargando con el tiempo?
Y por ultimo tengo una duda, tu abuelo jugaba al chinchon en el “Lectorio”? y de se así quienes eran de la partida?
Muy bueno el post, no te preocupes por la extensión, lo importante es el contenido que lo hace breve cuando uno lo lee, y te quedas con ganas de leer mas.

Anónimo dijo...

Estimado amigo:

Por lo que he leido en tu blog, posiblemente te apasionó la lectura de EL ETERNAUTA y quizás también admirás el resto de la inmensa obra de HECTOR GERMAN OESTERHELD, por eso quiero invitarte a que te inscribas en la Lista de Correo "ETERNAUTAS".

Este grupo aspira a ser un punto de reunión virtual para todos los admiradores del mayor clásico de la historieta argentina: EL ETERNAUTA.

El objeto no solo es tenerte al tanto de las noticias y novedades, sino también intercambiar consultas, ideas, opiniones, información, y porque nó, realizar proyectos relacionados con esta gran historieta y el fantástico universo de HECTOR GERMAN OESTERHELD...

Te esperamos !!!!!

NOTA: Para suscribirte envía un email vacio a esta dirección:

eternautas-subscribe@gruposyahoo.com.ar


Mariano Chinelli
_________________
CONTINUM 4 - Webzine especializado en EL ETERNAUTA
http://www.continum4.com.ar
Lista de Correo ETERNAUTAS
http://ar.groups.yahoo.com/group/eternautas/
Blog de la Muestra 50/30
http://muestra50-30.blogspot.com/

P_R dijo...

Remus: jajajaja me has matados con lo del chinchón en el baño!!!!! Mi abu era raro para su época. El era feliz con su mate y su patoruzú por las tardes. Mi mamá no tiene razón en lo de la genética (estoy segura que no, que este abu es el ultimo que adoptó a mi papá) pero si creo en la importancia ambiental para el desarrollo de una persona. Mi sobrino conocía el alfabeto por el teclado de una computadora a los dos años, porque me puse con el horas a repetirle cual era cada letra con un teclado viejo. Y en mi casa no leían muchos libros (excepto quien suscribe) pero se leía mucho y supongo que por eso salí lectora y por mi abu sali tan fana de los comics. El eternauta es lo más pero fue mi abuelo el que compraba El Tony y ahi aparecía Breccia y Oesterheld pero tambien muchos otros grandes (tenian unos especiales geniales).

Hay miles de comics para recomendarte y si querés decime que armo post largo (jajaja). Pero si te gustó El Eternauta probá buscar en una libreria (costará 30 y pico de pesos pero en Corrientes puede estar mas barato) a Sherlock Time. Las historias son mas cortas pero no te vas a arrepentir de leerla. Soy fana de Oesterheld (asi que me suscribire a la pagina de Mario) pero es que todo lo que hizo no tiene desperdicio.

Respecto a lo de empezar por la portadas los diarios con la madurez coincido en que suele suceder y creo que tambien hoy es mi caso. Pero si miras mis favoritos en mi pc hay miles de paginas de comics y suelo visitarlas muy muy seguido. Leer humor no es un vicio para mi, es una necesidad.

mil besos

paloma

marlucan dijo...

Oye, est{a bien tu semblanza en una de mis caricaturas favoritas. Hace tiempo salió en México una serie llamada "Qué Madre Tan Padre". Salvo algunas modificaciones, Creo que está inspirada en esas caricaturas.
Saludos desde México.

Anónimo dijo...

If you complete your two years and realize you want to continue learning even more, this program is flexible and gives you
the option to continue into a third year, where you.
Many of these focus on treating various types of cancer, as well as genetic disorders.

coli, is used to produce insulin and other medicine, in human form.


Also visit my web blog ... Highly recommended Internet site